Marzo 2011 VIAJE A FIRENZE del Departamento de ITALIANO

21 de marzo de 2011 | Por | Categoría: Viajes

por Ana Cantera
Florencia siempre sorprende y siempre se recuerda algo de manera especial.
Mi recuerdo de este ultimo viaje son Le Cappelle Medicee.

En al año 1519 el papa León X de la familia Medici, encargó a Michelangelo la
construcción de una capilla como mausoleo de Lorenzo el Magnifico y de su
hermano Guliano. Debían ser enterrados también Giuliano duque de Nemours y
Lorenzo duque de Urbino, hijos del Magnifico.

Michelangelo recibió el particular encargo y hacer de arquitecto, pintor y
escultor para lograr un conjunto armonioso. Resulta evidente que el artista se
inspiró en la Sacristía Vieja de Filippo Brunelleschi construida un siglo antes.

El recinto de planta cuadrada, cubierto con cúpula hemisférica, tiene un aspecto más dinámico debido a su altura.

Lorenzo de Medici,duque de Urbino y caudillo de Florencia, murió en l519 a la
edad de 27 años, se le conocía con el sobrenombre de “el pensativo” cuando
Michelangelo decoraba la tumba, quiso dejar constancia de este rasgo de su
carácter al adoptar para la estatua la postura clásica del pensador. El artista
sacrificó la fidelidad a la fisonomía del difunto en aras de una efigie
idealizada. Lorenzo está representado como un general romano,su expresión
ensimismada y su postura revelan un carácter contemplativo, casi melancólico.
Las dos estatuas situadas a los pies del duque son figuras alegóricas que
encarnan la aurora y el ocaso.

En el lado opuesto de la capilla está la tumba de su hermano Giuliano, duque de
Nemours. Su figura encarna el ideal de la vida activa y se contrapone al ideal
de vida contemplativa que encarna Lorenzo, situado que encarnan el día y la
noche enfrente. Su indumentaria arcaizante y el bastón de mando aproximan su
figura al tipo clásico de representación de los generales romanos, además de
aludir a su cargo de comandante de las tropas papales en Roma. Sobre el
sarcófago situado a sus pies se encuentran las figuras alegóricas que encarnan
el día y la noche.

Y finalmente, en el lugar destinado a sepulcro de Lorenzo el Magnifico, que
nunca se llego a usar,se encuentra la notable estatua de la denominada Virgen
dei Medici,también de Michelangelo. Es una pieza bellisima que el genial artista

dejó inconclusa pero que lleva el sello inequívoco del maestro, por ejemplo en
las fa cciones de la Virgen María. Las esculturas que flanquean esta obra
representas a San Cosme y San Damían, los patrones de la familia Medici y son
obras de Angelo Montorsoli y Raffaele da Montelupo,dos discípulos de
Michelangelo, que ya se había trasladado a Roma.

Espero que os guste cuando lo visitéis.

ANA CANTERA



Deja un comentario